miércoles, 23 de diciembre de 2015

Cómo conservar una dentadura sana y blanca

Las manchas de comida, algunas bebidas como café, té o vino, el tabaco, ciertos medicamentos y también el transcurso del tiempo pueden afectar, y lo hacen, a la blancura original de los dientes.

Pero, ¿cómo conservar durante más tiempo nuestros dientes blancos y sanos?

Fácil: con unos cuidados básicos y diarios y desde muy pequeños. Mejorando ciertas rutinas podemos conseguir que nuestra sonrisa luzca brillante y sana. 

Empecemos por los hábitos alimenticios: como ya hemos dicho, los compuestos de algunas bebidas tienden a teñir los dientes rápidamente. Limpiarlos tras la ingesta de estos alimentos y bebidas y como mínimo tres veces al día ayudará a mantener su color durante más tiempo.



Las dietas ricas en frutas y verduras, de la familia de las manzanas, espinacas o brócoli, ayudan también a mantener los dientes blancos.

Sobre el tabaco, ¿conoces algún beneficio de su consumo? Pues tampoco es bueno para los dientes. Los va oscureciendo con el paso del tiempo además de contribuir a la aparición de otras enfermedades dentales, como la gingivitis o la periodontitis, que pueden complicar su estado de salud general.


Los golpes o fracturas en las piezas dentales, y no atendidas por un profesional en el momento en el que se producen, también ocasionan oscurecimiento de los dientes. Ante el más mínimo contratiempo, acuda a su dentista sin dudarlo.

Te aconsejamos que no intentes ningún remedio casero para blanquear tus dientes y acudas a profesionales del sector para que evalúen el nivel de blanqueamiento dental que necesitas. En ese enlace te mandamos a un tratamiento que se desarrolla en algunas clínicas profesionales y expertas.




Pero recuerda siempre consultar con tu dentista de confianza.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Las encías también enferman: gingivitis y periodontitis

¿Sabes a que me refiero cuando te hablo de la existencia de una enfermedad llamada periodontitis?

¿Sabes a qué se dedican los periodoncistas?

¿Sabes lo que significa tener periodoncia en tus encías?

Allá vamos, aclaremos dudas: el periodonto es el tejido que sujeta los dientes. En ocasiones, las bacterias que viven en nuestra boca lo atacan y sufre desgaste, con lo que aparecen enfermedades en las encías, como la gingivitis, y otras más graves que afectan a  tejidos que forman parte de la estructura básica del diente y que comprometen su buen estado y la salud de toda tu boca.

Es decir, la gingivitis es una infección superficial de la encía y la periodontitis es una gingivitis no tratada que infecta la encía más gravemente y que repercute en el resto de tejidos que forman parte del diente y también en la salud en general, pues está científicamente demostrado que hay una clara relación entre la periodontitis y las enfermedades cardiovasculares o entre la periodontitis y la diabetes o entre la periodontitis y enfermedades respiratorias.
Encías y periodoncia.

Además de las bacterias, hay otros factores para desarrollar periodontitis: los genes, el estrés, el consumo de alcohol, el sobrepeso, el tabaco, los malos hábitos en la higiene bucal, los dientes o los empastes mal colocados y también enfermedades crónicas como la diabetes, la osteoporosis o las enfermedades víricas.

Pincha sobre este enlace si quieres saber más sobre tratamientosde la encía, agradeciendo la labor en promoción 2.0 de la salud bucodental que cada vez hacen más dentistas.

Ya sabes, no tengas miedo y acude a tu dentista al menos una vez al año para revisión del estado de salud de tus dientes. 

viernes, 18 de diciembre de 2015

Paraísos de invierno

Te echo de menos.
Mucho.
Mi refugio.
Mi válvula de escape.
Mi lugar de desconexión.
Volveré.
Volveremos.


martes, 17 de noviembre de 2015

Salud bucodental: Cómo cuidar los dientes desde pequeños

Una buena educación para la salud bucodental que hagamos con nuestros hijos desde pequeñitos influirá el estado de sus dientes cuando sean mayores, empezando con los dientes de leche. 

Porque es errónea la creencia de que a estos dientes no hay que prestarles tanta atención ya que se acaban cayendo para dar paso a los definitivos. 



Los dientes de leche.


De una atención cuidada a estos primeros dientes que nos empiezan a salir a partir de los 6 meses de vida dependerá la salud de los definitivos. Así que presta atención a estos breves consejos que hoy queremos ofrecerte para que tus hijos sean los primeros interesados en cuidar de su boca.


- Sé ejemplo para tus hijos y lávate los dientes con ellos, para que se acostumbren a esa rutina diaria. Enséñales porqué hay que cuidarlos y cómo hacerlo.

- Es importante que tus niños se cepillen los dientes al menos dos veces al día: por la mañana tras el desayuno y por la noche después de la cena. Si consigues que también lo hagan después de comer, mejor que mejor. ¡Pueden también cepillarse la lengua!


- Deben usar cepillos adecuados al tamaño de sus dientes así como pasta de dientes infantil. Pídele consejo a tu dentista, higienista dental o pediatra si tienes dudas al respecto.


- Debes enseñarles a lavarse todos los dientes, no sólo los de la parte delantera, con un cepillo de cerdas suaves y cada tres meses cámbialo por otro en buen estado.


- Consume una dieta sana que incorpore frutas, verduras y lácteos. Evita el abuso de bebidas refrescantes, porque tienen algo contenido en azúcar, y las chucherías  y la bollería industrial por la misma razón.


- Dos veces al año deberías acudir al dentista con ellos, sobre todo si están en proceso de cambio de piezas dentales.

Recuerda que somos el espejo en el que se miran nuestros hijos e hijas, así que si cuidas tu boca estarás también cuidando la de ellos.



(Post originariamente publicado en el blog enciasgum.es en junio de 2015: http://enciasgum.es/2015/06/como-cuidar-los-dientes-desde-pequenos/ )

martes, 10 de noviembre de 2015

43

Y en mi deriva me encontré con él, que también andaba en la suya. Y la música hizo el resto.

Primero una canción que hablaba de soles que no brillan sin ti y luego Vetusta Morla que, oh maravilla, nos llevó en volandas hasta Colonia. Y nos colocó frente a frente: la deriva de 6 músicos frente a la nuestra. Magia en forma de música que concluyó en el 15151.

La Deriva y Guille y Álvaro.

Hoy cumplo 43 años y es una suerte tenerle al lado, ni delante ni detrás. Al lado. Y aunque seguimos haciendo equilibrios en una alambre de acero, los hacemos de la mano y afortunados de contar con familias que nos sostienen.

Hemos echado el amarre a nuestras derivas y estamos libres y protegidos de envidias y egoísmos. Porque tenemos sueños que se han convertido en realidades que hay que sacar adelante. Familias, padres, madres, hermanos, ... niñas a las que acompañar en su camino. Amigos contados en los que apoyarnos.

Y sabemos que esto es sólo el principio. Un principio que dura ya dos años. Y lo que nos queda.

Hoy sí es un cumpleaños feliz. Mucho.

Nosotros en Bad Nauheim y su otoño mágico.

jueves, 22 de octubre de 2015

Sitios de Madrid a los que no volver: Bar El Brillante de Atocha

Hablamos en este blog siempre en positivo y de temas relacionados con Salud y Periodismo.

Amplío el abanico en el caso de hoy por la temática: turismo, hostelería, tapas y Madrid.

Y sí, en positivo voy a denunciar la clavada ayer del Bar El Brillante, ubicado en la plaza del Museo Reina Sofía/Atocha de Madrid. Y así para algo positivo servirá este post, para que no os claven a vosotros pues espero que ni lo piséis.

Dos cervezas y dos tapas: 40 euros.

Amparado en la zona turística en la que está ubicado, en que te sientas en la terraza, en que sólo oyes hablar a extranjeros, zona peatonal, Centro Madrid...

- Hola, dos cañas, por favor...

A los cinco minutos, dos cervezas en vaso de tubo ancho.

-Perdona, hemos pedido dos cañas.
- Ya, pero esto es lo mínimo que servimos en terraza.
- ¿Y no lo avisas antes?

Primera tomadura de pelo: 4,25 cada cerveza.

- Para picar algo ponnos una ración de oreja y otra de calamares.
Ambas sabían a aceite refrito y requetefrito. Calidad 0. Oreja, sosa: 14€. Calamares, fritanga: 15€.

Y para que veáis que no exagero ni una coma, aquí va el ticket.



No es que me haya vuelto ahora sibarita. Es que los tiempo acompañan a serlo, el dinero que tengo me lo gano no sin esfuerzo. Me cuesta consentir, por ello, que me roben. Así de claro lo digo.

A timar ni a los extranjeros, querido empresario de Bar El Brillante. No me vale argumentar la zona ni el buen tiempo ni cristo que lo fundó. Y desde luego, si hubiera tenido más  tiempo, os habría pedido el Libro de Reclamaciones.

Por cierto, el camarero muerto de la vergüenza, agachó la cabeza. Pobre chaval, que encima él da la cara por la empresa y le tiran de las orejas en vez de dar la cara el dueño del negocio.

Y aún al pasar dentro del establecimiento, alguien nos voceó:
- Buenos tardes, señores, ¿algo para beber?

No, querido, ya nos habéis clavado en la terraza a la que por supuesto nunca más volveremos.

Y con este post espero que mis amigos tampoco vayan. 


jueves, 9 de julio de 2015

"El reparo de las enfermeras a conversar con periodistas"

Interesante debate el que La Factoría Cuidando a través de Serafín Fernández ha provocado esta mañana en Twitter a propósito del siguiente post.



"El reparo de las enfermeras a conversar con periodistas"... o también "Otra barrera que los periodistas de Salud debemos romper".

Durante 10 años he estado al frente de la Comunicación Sanitaria en un Área de Salud, Albacete, toda la provincia, 5 hospitales, toda la Atención Primaria y la Gerencia de Urgencias. Las enfermeras han formado parte de la vida periodística de "mis" hospitales y de "mis" centros de salud, en mayor o menor medida. Pero siempre desde un punto de vista de organización, equipo y respeto a la institución para la que trabajan. Así incluso me lo enseñaron algunas de ellas al principio de yo empezar a trabajar allí, sobre todo las Supervisoras de Planta.

Me explico. Y expongo algunas ideas que considero básicas para romper esta barrera mencionada anteriormente:

- Imprescindible contar con gente profesional al frente de la Comunicación.
En temas de Salud y Cuidados buscamos siempre que nos atienda un profesional. En Comunicación también deberíamos. Nadie mejor que un/una periodista para saber moverse entre los medios de comunicación, "vender" una entrevista, reportaje o tema, dar luz al trabajo de los profesionales sanitarios, abrir un puente de comunicación real y efectivo entre la ciudadanía y ellos.

- Trabajo en equipo.
Sería útil incorporar a la mentalidad sanitaria la idea de que la figura de un profesional de la Comunicación forma parte de su equipo. Está claro que esto va unido a la profesionalidad del/ de la periodista y que esto sólo se demuestra con hechos. Pero una vez que confiamos en su profesionalidad ... ¡adelante! Contemos con él para comunicar nuestras investigaciones, incluyámoslo en los equipos organizadores de jornadas y congresos...

- Respeto a la institución.
No se trata de pedir permisos, como bien apuntaba mi colega Virginia Olmedo, actual responsable de Comunicación del Hospital de Móstoles. Se trata de informar, de contar a la Dirección (equipo responsable de lo que pasa en el Centro) que se va a hablar con los medios para tal o cual tema. Es un orgullo que nuestro trabajo salga en medios y el boca a boca entre nuestros compañeros sanitarios funcionará para difundir la información. ¿Por qué verlo como una injerencia de la Dirección o como un permiso que nos dan o cómo una autorización?

En 2011, visibilizamos la labor de las Enfermeras en cuidados
en una preciosa campaña organizada por Serafín y Antonio (www.cuidando.es).


- Romper barreras rompiendo mentalidades.
Cortando con lo establecido, innovando. ¿Os suenan todas estas frases, enfermeras? Os las llevo leyendo en redes sociales desde hace mucho tiempo. Pues bien, éste es un punto más a incorporar a vuestro día a día, a vuestra mentalidad, a vuestro vocabulario.

- Vuestro trabajo se cuenta bien a la sociedad cuando a vuestro lado hay un profesional de la Comunicación especializado en ello.
Está claro que podéis ir por libre, independientemente de escenarios (si sois enfermeras activas, tendréis presencia y actividad en muchos). Pero las cosas bien hechas, y vosotras lo sabéis bien, se hacen en equipo y contando con los mejores en cada área.

A continuación, os remito a unos enlaces de mi trabajo con enfermeras y no, no me estoy vendiendo para que me contratéis. Sólo os quiero mostrar cómo yo hacía las cosas en la página web de mi hospital cuando me dieron la oportunidad.

- Haciendo visibles los cuidados en Enfermería. (febrero 2011).

- Premio para un estudio albaceteño sobre incontinencia urinaria en ancianos con fractura de cadera (noviembre 2010).

-  Creada la Comisión de Cuidados y Planificación Enfermera. (agosto 2010)

- Día de la Matrona (mayo 2010)

- Trasplante renal número 100 (octubre 2008)

Y así muchas más entre los años 2002 y 2011, sólo una pequeña muestra pues faltarían enlaces a entrevistas en radio, tv y primeras páginas de periodicos (información que desgraciadamente no tengo recopilada).

Un reto, sí. Y posibilidades de mejora sociales y profesionales para todos.

¿Lo aceptáis?